Broche de plata

1

Actualmente, en ocasiones elegantes, queremos lucir un broche de plata que vaya acorde con nuestro atuendo, sin embargo, otras veces lo queremos únicamente como objeto decorativo mientras este cumple una función.

Es decir, si una blusa nos queda grande, o un abrigo, o una chaqueta, optamos por añadirlo y arreglar este problema sin pararnos a pensar muchas veces en que hemos añadido un nuevo accesorio a nuestro conjunto y que puede tener alguna repercusión.

Podemos encontrar muchos tipos de broches hoy en día, aunque normalmente lo asociemos a un acto elegante, también se ha extendido su uso a la propia cotidianidad, creando una gran gama de estilos más casuales que puedes añadir a tus camisetas y combinarlos, según colores o formas, con otros accesorios de tu propia vestimenta.

¿Sabes dónde se originó este accesorio?

Se cuenta que sus orígenes fueron derivados de la misma necesidad principal que se le da ahora, la de poner unir dos trozos de tela de una misma prenda. Por ello, datan su primer uso en las clases sociales más altas de Oriente Medio, en donde los egipcios, etruscos y posteriormente, romanos y griegos lo utilizaban para colgarse sus túnicas.

En un principio se utilizaba únicamente el oro, con tal de dejar clara el propio estatus de quien lo portaba. Fueron los ciudadanos de Grecia quienes comenzaron a incluir formas de animales en el propio elemento para otorgarles una personalidad diferente.

Posteriormente, durante la Edad Media, fue cuando adquirió una gran relevancia y comenzó a fabricarse en otros materiales como la plata o el propio hierro. De hecho, durante esta época comenzó a utilizarse con fines cristianos y eran portados por los pertenecientes a esta religión para abrochar sus capas.

Como joya o accesorio, popularmente dicho, fue acuñado por las distintas civilizaciones germánicas. Estos utilizaban la simple forma de un aro con un pequeño botón.

Tras ser utilizado por hombres y mujeres durante el Barroco, fue obteniendo distintos diseños y, poco a poco, se fue convirtiendo en un objeto exclusivo y de lujo, que aportaba elegancia. Normalmente, contaba con grandes tamaños.

Sus formas fueron adaptándose en el tiempo, no hubo una sola época en la que se perdiese su uso, y esto es debido a sus dos aplicaciones: la practicidad y la elegancia que aportan a quien lo lleva.

Quizás, desde los años 70, debido a la inclusión y la fabricación de más accesorios, hicieron que este elemento pudiese quedar un poco obsoleto. El broche comenzó a ser utilizado únicamente por mujeres que, si portan, por ejemplo, un collar de grandes dimensiones que lo pueda tapar, van a conseguir dejarlo a un lado.

Actualmente, volvemos a repetir, consigue dar bastante presencia a quien lo lleva y suele ser utilizado o de manera completamente casual, con motivos decorativos más ordinarios, o con la intención de obtener presencia y compostura en el lugar en el que se está. La persona que se adorna la chaqueta, americana o el propio vestido con uno en una fiesta se deja ver.

Broche de plata

Este broche de plata de ley es el objeto ideal para cualquier ocasión. Gracias al material y las dimensiones en las que está fabricado, encaja sobre cualquier prenda aportando elegancia. Y, también, debido a su sencillo y animado diseño puede traer consigo un toque de originalidad a un evento más tranquilo y relajado con amigos.

Con un peso aproximado de 4,2 gramos, estamos ante una pieza de unas dimensiones de 2,2 x 2,4 cm. Está fabricando con el método de función a la cera y pulido a mano por sus fabricantes.

Broche de plata elegante

Gracias al material del que está fabricado se puede asegurar que no desteñirá. Este no se deteriorará con el tiempo ni la ropa se verá ensuciada por su uso. Al tratarse de un broche, sabemos que el único inconveniente de este accesorio es que deberás atravesar tu propia prenda para utilizarlo, como sucede con todas las piezas similares.

Se ajusta gracias a una fina aguja que atraviesa toda la obra de forma lineal y termina cerrándose en modo de clip, dejando el final de dicha aguja sobresalida por la forma. De esta manera, te asegurarás que se encaje a la perfección en cualquier prenda.

Como regalo, estamos ante un detalle ideal porque, por un lado, es muy accesible económicamente pese a estar fabricado con un material tan resistente y además permite muchas combinaciones. Puedes ponértelo sobre un jersey, yendo en pantalón vaquero o puedes añadirlo a un conjunto elegante para una cena de empresa o un bautizo o comunión.

Empress Silver

El escaparate de Empress Silver gusta a todos sus clientes, valoran el acabado de sus piezas y ellos mismos consiguen ver que está elaborado a mano y con mucho cuidado y delicadeza.

Otro de sus aspectos importantes es el precio de todo el catálogo. Fabrica joyas en plata de ley a precios muy llamativos. Estamos seguro de que puedes encontrar los pendientes o el colgante que buscas.

Todos estos productos son enviados desde Europa del Este y llegan en menos de 10 días a las viviendas. Son comercializados por Empress OOD, una compañía especializada en la fabricación de piezas de este material.

Finalmente, podemos deciros que el catálogo es simplemente inmenso y estamos seguro que encontraréis todo lo que buscáis dentro de él, si lo que queréis son joyas sofisticadas que portar o regalarle a alguien para que reciba un detalle muy especial.

Consigue el mejor producto al mejor precio

Como ya has podido comprobar, apostar por la compra de este broche es algo completamente seguro.

Los clientes de esta empresa están realmente contentos con su servicio y podemos ver por las fotografías que estamos ante una pieza de verdadera elegancia.

Por ello, no dudes más y si quieres regalarle a alguien un pequeño y delicado detalle, no hay mejor opción que un broche con el que pueda darse a conocer y mostrar su elegancia al resto. Este tipo de accesorios, tan usuales pero no tan corrientes como una pulsera, suelen aportar verdaderas alegrías a quien lo recibe.

5/5 (1 Review)
Estaremos felices de ver tus cometarios

      Deje una respuesta

      Comparar artículos
      • Total (0)
      Comparar
      0